NOTICIAS

  • 10 Abr, 2019

    Paseando porTxingudi, Río Bidasoa y Costa Labortana, un gran placer.

    En la salida del día 7 de abril vistamos un territorio fronterizo, entre Euskadi y Aquitania, el bajo Bidasoa, su estuario (Txingudi, Plaiaundi), el tramo medio (Behobia-Pausu) y la costa (Domaine de Abbadia). Este espacio fronterizo entre España y Francia, concentra uno de los principales flujos migratorios de aves del Norte de Europa en su camino hacia la Península y África.

    A pesar de tratarse de una comarca altamente urbanizada, habitada por unas 100.000 personas y atravesada por infraestructuras que provocan fuertes impactos: carreteras nacionales, autopistas, aeropuerto de Hondarribia, líneas de alta tensión, el Bajo Bidasoa (Hondarribia, Irún y Hendaia-Urrugne) alberga entornos naturales sorprendentes y espacios con una biodiversidad muy interesante.

    Entre el final de los Pirineos y Jaizkibel se encuentra un Parque Natural de Aiako Harriak y una Zona de Especial protección para las Aves, Txingudi (Estuario del Bidasoa, Jaizubia, Plaiaundi e Islas del Bidasoa), además de uno de los tramos de litoral mejor conservado en Iparralde, denominado Corniche Basque (Cornisa Vasca).

    Comenzamos la jornada en Txingudi-Plaiaundi uno de los mejores ejemplos de restauración ambiental de un ecosistema de marismas y estuario cantábrico. Visitamos el Centro de Interpretación, donde nos explicaron en detalle los procesos de gestión del espacio. Posteriormente paseamos, observando aves por las lagunas de agua dulce y salada, habilitadas en ese espacio y vimos los procesos de recuperación natural de un entorno de marismas tras la demolición de los lezones (diques) en Itzaberri, todo ello en Irún.

    La siguiente parada fue en Behobia (Irún-Gipuzkoa) y Pausu (Urrugne-Lapurdi), dos entidades de población separadas por el Bidasoa y conectadas por un puente que atravesamos, observando el cauce del río en marea baja, con la ilusión de entrever alguno de los ejemplares de Salmón europeo que en esta temporada remontan el río. Desde Pausu descubrimos los restos del antiguo puente, desaparecido en 1971, y de vuelta a Gipuzkoa vimos el trazado de un bidegorri que discurre porla plataforma del antiguo Tren Txikito (Elizondo-Irún), así como el edificio restaurado del Cuerpo de Guardia, la antigua aduana.

    Por último y con el sol resplandeciendo sobre el litoral, nos dirigimos hasta el Domaine de Abbadia, un espacio natural caracterizado por sus acantilados, la campiña con la pervivencia de ganadería extensiva y el Chateau de Abbadia. Se trata de un palacio en el que vivió Antoine de Abbadia, geógrafo, astrónomo, explorador e impulsor de la cultura vasca en el XIX . Este espacio natural es gestionado en la actualidad por “CPIE littoral basque” y se prolonga por la franja litoral hacia el norte hasta Ciboure, el conjunto recibe la denominación de Corniche Basque .


  • Casa Torre de Ariz
    c/ Fco. Kortabarria, sn. – 2º
    48970 Basauri - Bizkaia

© Copyright 2015 Sagarrak - Grupo Ecologista por minimol