NOTICIAS

  • 20 Dic, 2018

    La presión social funciona: Europa prohíbe los plásticos de un solo uso,Samuel Martín-Sosa es doctor en biología, experto en política ambiental europea.

    Ecoembes, la entidad que gestiona estos materiales en España y en la que participan grandes empresas, está en contra de reducir los plásticos o avanzar hacia un sistema de retorno de envases.

    Samuel Martín-Sosa es doctor en biología, experto en política ambiental europea y Responsable de Internacional de Ecologistas en Acción, publica en CTXT.

    Imagina que estás planeando retirarte a una isla en medio del océano a descansar y alejarte del mundanal ruido. Tiras un dardo a ciegas a un mapamundi y cae en una isla entre Hawai y California. Se llama Plasticland, y es una isla de plástico sin palmeras. Pero no te irías allí ni aunque te regalaran el viaje. Esta isla dantesca –en realidad sin nombre– es muy real y nada paradisíaca. Abarca la extensión de España, Francia y Alemania juntas. Según las últimas investigaciones publicadas este año contiene 16 veces más basura de lo que se pensaba. Y no es la única que existe, aunque sí de las mayores. La razón de porqué todo ese plástico se concentra en una zona concreta hay que buscarla en las dinámicas y los giros de los océanos, que hacen que la basura flotante confluya en el mismo punto y se mantenga más o menos confinada en esa zona concreta.

    Los datos nos dicen que cada año hasta 12 millones de toneladas de plástico acaban en nuestros océanos. Dicho de otra forma, cada minuto llega al mar el equivalente a un camión de basura lleno de plásticos. Evidentemente no hay camiones descargando a diario en alguna costa del mundo. El 80% de las basuras marinas son de origen terrestre, provenientes principalmente del turismo costero, alcantarillado, desagües pluviales, ríos, vertederos ilegales y zonas industriales. El 20% restante procede de actividades marinas como la pesca y acuicultura. Es decir, la mayor parte de esa basura la generamos nosotros en nuestro día a día.

    En la madrugada del 18 al 19 de diciembre el Parlamento Europeo, el Consejo, y la Comisión Europea han alcanzado un acuerdo de directiva que prohíbe los plásticos de un solo uso, obligando a utilizar materiales sostenibles en la producción de algunos artículos habituales como las pajitas para beber, palos para sujetar globos, bastoncillos para limpiarse los oídos, vasos y platos de plástico… Estos plásticos resultan muy difíciles de reciclar y representan un porcentaje significativo de la basura marina de las costas europeas. La medida también incluye propuestas para mejorar la recogida de residuos de aparejos de pesca hechos de plástico. En realidad, el texto aprobado tampoco es mega ambicioso, y ha sufrido presiones del sector industrial del plástico que buscaban debilitar la norma. Durante la ardua negociación algunos países han peleado duro para defender posiciones más laxas y el Parlamento Europeo ha tenido que hacer algunas concesiones respecto a su posición inicial. Algo que solo viene a confirmar que las resistencias a cambiar de modelo de producción y consumo en gran medida vienen de grandes y poderosos agentes económicos y no tanto (o no solo) de una ciudadanía que esté muy acomodada en unas prácticas a las que no quiere renunciar.

    Articulo completo:

    https://ctxt.es/es/20181219/Firmas/23537/Europa-prohibe-plasticos-de-un-solo-uso-Ecoembes-en-contra-Samuel-Martin-Sosa.htm

  • Casa Torre de Ariz
    c/ Fco. Kortabarria, sn. – 2º
    48970 Basauri - Bizkaia

© Copyright 2015 Sagarrak - Grupo Ecologista por minimol