NOTICIAS

  • 01 Jun, 2018

    Paseando por Ariz y Urbi, barrios de Basauri, de la mano de Jane Jacobs.

    El pasado 30 de mayo realizamos en Basauri un Paseo de Jane, por los barrios de Ariz y Urbi. El objetivo, conocer esa parte de la ciudad desde la perspectiva de las personas que viven allí, quienes mejor conocen su evolución y problemas cotidianos, y quienes, además, se plantean posibles vías de intervención comunitaria y pública para solucionarlos.

    Este tipo de paseo toma su nombre de la urbanista estadounidense Jane Jacobs (1916-2006). Internacionalmente reconocida por sus aportaciones al urbanismo a escala humana, el de la ciudadanía frente a las grandes operaciones urbanísticas. Jacobs reivindicó la importancia de las aceras, del espacio público de calidad, de la interacción social y la participación como elemento clave de las ciudades. De esta manera defendió la acción comunitaria frente a la burocracia y la proximidad frente a la toma de decisiones altamente jerarquizada, para conseguir espacios urbanos sostenibles, saludables y con calidad de vida.

    Comenzamos en paseo desde la parada de autobús de Ariz, donde nos hablaron de los cambios que sufrió la zona de El Purguero durante los años 70 y 80, de la mano de la rápida urbanización del entorno y el crecimiento poblacional. Desde allí nos dirigimos a la Casa Torre. El contraste entre un barrio urbanizado típico de los años 70 y la presencia de edificios del siglo XVII considerados dentro de una Zona de presunción Arqueológica, es parte de la riqueza del barrio.

    Más tarde, en la calle Catalunya, algunos vecinos nos hablaron de los problemas de movilidad (tema compartido con otras calles como Urbi kalea con niveles altos de tráfico, ruido y contaminación), con aceras estrechas y un elevado tráfico de coches con velocidades inadecuadas y riesgo de atropello en los pasos de peatones. Una escena urbana fuertemente dominada y condicionada por la presencia del automóvil, qué absorbe para su uso una parte mayoritaria del espacio público. Entre las propuestas de mejora que nos plantearon, la creación de pasos de peatones elevados, el ensanchamiento de aceras, el rediseño de los sentidos de circulación además de la reivindicación de una conexión hacia Urbi como salida natural del barrio.

    En dirección a Urbi, las vías del tren forman junto al río una barrera para el desarrollo de los barrios, las primeras disponen de pasos a nivel pero con unos niveles de diseño que, pese a cumplir la normativa, no aseguran una conectividad adecuada entre los dos barrios. Los puentes sobre el Nervión, elementos históricos de conexión, fueron analizados por las vecinas en términos de seguridad peatonal. Su diseño, en el caso del de ETS-Eusko Tren, con pilares en el cauce del río Nervión, dificulta la circulación de los caudales en escenarios de avenida siendo necesaria una actuación al respecto. Las inundaciones, especialmente las de 1983 y su impacto en los dos barrios fueron especialmente recordadas.

    La mezcla de usos, residenciales e industriales o terciarios es especialmente impactante en Urbi. Un barrio muy afectado por las inundaciones ya mencionadas que desplazó a parte de sus habitantes a viviendas construidas en Ariz.

    Los espacios industriales que dominaron el entorno fabril, inicialmente articulado en torno a los ríos Nervión e Ibaizabal (que confluyen en el barrio) y la vía del ferrocarril, han ido dando paso a un espacio fundamentalmente ocupado por usos terciarios, en donde los supermercados de periferia y amplios aparcamientos, sustituyen a las antiguas fábricas. Perviven los edificios de viviendas tradicionalmente asociadas a las factorías fabriles, hoy ocupadas por los vecinos que mantienen viva la memoria colectiva del barrio y que recuerdan, por ejemplo, cuando en Urbi se celebraba la fiesta de Las Nieves.

    El paseo finalizó en las proximidades del encuentro entre los ríos Ibaizabal, el de mayor caudal, y el Nervión. Surgieron preguntas sobre el uso recreativo del río en el pasado, cuando la calidad del agua lo permitía, y las respuestas apuntaron hacia actividades recreativas y deportivas fluviales. La imposibilidad física de llegar al punto de confluencia, por tratarse de un espacio vallado en el perímetro de la parcela que ocupa Mercadona, suscitó un breve debate sobre la manera de construir ciudad, de espaldas en cierta medida al río Ibaizabal, y las prácticas urbanísticas actuales que, al menos en este caso, no ha generado nuevos viales para el uso peatonal en el entorno de parcelas recientemente urbanizadas.

    Como dinamizador del paseo, junto a Sagarrak, sus organizadores e impulsores, queremos agradecer, a todas las personas que participasteis, vuestra presencia, por las aportaciones que hicisteis y las emociones que trasmitisteis. Aportasteis un caudal de inteligencia colectiva fundamental para trabajar por unos barrios más sostenibles, humanos, integradores y saludables, para todas las personas que los habitan.

    J.Fran. Cid.

  • Casa Torre de Ariz
    c/ Fco. Kortabarria, sn. – 2º
    48970 Basauri - Bizkaia

© Copyright 2015 Sagarrak - Grupo Ecologista por minimol